lunes

La nueva vida de Fogoso Marshal

Nuestro gran regalo de Reyes en este fin de semana en Sevilla ha sido sin duda reencontrarnos con Fogoso Marshal en un precioso cortijo propiedad de Gonzalo Liñan. Situado entre Coria del Rio y Dos Hermanas, la finca es una maravilla de 70.000 m2 plantados de naranjos y alfalfa. Sin lugar a dudas, el paraiso soñado para un caballo jubilado, ya que al tener acceso privado desde la carretera Fogoso pasa largas horas suelto en el prado, pastando y galopando a sus anchas. Es increible el cambio que ha experimentado Fogoso en estos cuatro meses que han pasado desde que dejó el hipódromo. Ha perdido músculo y el pelo largo de invierno disfrazaba su antigua planta de campeón, pero sobre todo el milagro se ha obrado en su caracter. Gonzalo (jugador de polo y hombre al que se le nota que sabe lo que se hace en materia de caballos) es el responsable del nuevo estado del cabezon. Totalmente relajado, ha reprimido sus arrebatos de genio, y ahora se muestra docil y tremendamente feliz disfrutando del entorno. Incluso nos deleíto con algunos pasos de doma, impensables hace unos meses. Pero la guinda fue la oferta de Gonzalo para poder montar a Fogoso y dar un pequeño paseo con él.Como decía el anuncio de aquella tarjeta de crédito, algo que no tiene precio y no olvidaré en la vida. La sensación de poder montar un caballo así es algo que no se puede describir, y que todo aficionado al turf debe experimentar al menos una vez.Como postre, os dejamos un pequeño video de Fogoso luciendose ante sus invitados, disfrutando de su nueva vida en el campo.
video

No hay comentarios: